La generosidad del Universo

Si tuviera tan claro lo que me conviene como lo que desde el cuerpo, la mente y la emoción deseo, lo tendría al momento sobre la palma de mi mano, pues no hay engaños para la generosidad del Universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *